fbpx

Claves para redactar un buen CV (I)

Claves para redactar tu currículum

En este artículo y en el siguiente, vamos a hablar de cómo redactar correctamente un currículum y de todo lo que rodea a su envío, porque muchas veces tenemos un CV imponente, pero la «fastidiamos» con detalles que no pasan inadvertidos para los reclutadores.

En el post de hoy, vamos a hablar de eso, de todo lo que rodea a la presentación y al envío de un currículum. Estos son los puntos clave para que tu currículum pase la primera criba:

  • Ojo con las faltas de ortografía: en la mayoría de las ocasiones, un currículum con errores ortográficos será descartado inmediatamente. Escribir con faltas no es solo signo de bajo nivel cultural y académico, sino que además demuestra una falta de atención tremenda, porque casi todos los procesadores de texto, programas de correo electrónico, etc. tienen correctores. Así que la próxima vez que Word te subraye una palabra en rojo, pregúntate si está queriendo decirte algo…
  • Personaliza tu CV: no nos vamos a cansar de repetirte que deberías tener un currículum y una carta de presentación para cada candidatura o, por lo menos, para cada tipo de puesto. Muchas personas envían su CV a ofertas muy dispares y el mismo currículum no puede funcionar para todo; si optamos a puestos de camarero y auxiliar administrativo, por ejemplo, ¿no creéis que los currículos que enviemos deben ser diferentes? Pues la gran mayoría de la gente envía el mismo.
  • Diseño: procura que tu currículum sea sencillo en cuanto al uso de tipografías, colores, imágenes, que sea fácil de leer… Hay una excepción a esta regla y es que tu trabajo sea creativo o artístico —publicista, diseñador, etc.—; en este caso, lo que se espera es que tu CV demuestre lo que eres capaz de hacer, así que da rienda suelta a tu imaginación.
  • Formato: si envías el currículum por e-mail, hazlo en formato PDF. De esta manera, nos aseguramos que el contenido se vea correctamente y que no se puede modificar involuntariamente. Cuidado también con el nombre del archivo: lo ideal es que haga referencia a nuestro nombre o al puesto al que nos presentamos. Por ejemplo, mariaerkoreka.pdf.
  • Correo electrónico: parece mentira que con la cantidad de plataformas que nos ofrecen correo electrónico gratuito, todavía hay quien tiene como e-mail de contacto profesional direcciones del tipo gatitacaliente@gmail.com o molomucho@hotmail.com. Hazte una dirección con tu nombre y apellidos, y deja la otra para temas personales.
    Debes también tener en cuenta el asunto del correo; no lo dejes vacío, pon el puesto al que te presentas o la referencia del anuncio, si la hubiera. Si es una autocandidatura, déjalo claro también en el asunto.
    Mucho cuidado con el reenvío de e-mails: elimina el FWD del asunto y todo lo que indique en el propio correo electrónico que es un mensaje reenviado. Si no, darás la impresión de enviar currículos a diestro y siniestro, y que esa empresa no es tu primera opción.
  • Si contestan a tu e-mail, aunque sea para decirte que tu currículum no ha sido seleccionado, contesta siempre y da las gracias. La mayoría de la gente no lo hace, así te diferenciarás del resto y puede que tu posición sea más favorable en futuros procesos de selección.
  • Para rizar el rizo, ten en cuenta en qué día envías tu currículum. Las estadísticas dicen que los peores días son los fines de semana, los lunes y los viernes, así que, si puedes, envía tus candidaturas los martes, miércoles y jueves.
  • Cuidado con los archivos que adjuntes, no deben ser más de dos ni muy pesados.

En el siguiente artículo, entraremos en materia para saber qué poner (y qué no poner) en nuestro currículum. ¡No os lo perdáis!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba