fbpx

Qué pueden averiguar sobre ti en las redes sociales

Privacidad en redes sociales

Cuando nos presentamos a un puesto de trabajo, cuidamos con mimo —o al menos deberíamos hacerlo— nuestra carta de presentación y el currículum que adjuntamos. También procuramos que nuestro perfil de Linkedin esté acorde a lo que hemos enviado, por si echan un vistazo. Pero, ¿qué estás mostrando en el resto de redes sociales?

Los reclutadores, en su gran mayoría, van a buscar tus redes sociales y echarán un vistazo para comprobar si tus redes respaldan lo que cuentas en el CV y si tus cualidades personales se alinean con el tipo de trabajador que buscan en la empresa.

En general, nos resulta bastante escandaloso que puedan eliminarnos de un proceso de selección por algo que compartimos en nuestras redes sociales personales, pero en cualquier selección de personal ya se está realizando una discriminación, porque pueden estar buscando un perfil muy determinado (edad, sexo, situación familiar, etc.), aunque no lo digan en la oferta de empleo. Es decir, los reclutadores siguen haciendo lo mismo que siempre, pero con nuevas herramientas.

¿Qué pueden saber sobre mí?

Echando un rápido vistazo, si no tienes bien configuradas las opciones de privacidad, los reclutadores pueden saber tu estado civil, orientación sexual, número de hijos, religión, afinidad política, prejuicios hacia otras colectividades…

No estamos hablando de que ocultes completamente tu vida personal, simplemente de que seas consciente de lo que enseñas y que pienses si puede perjudicarte a la hora de buscar trabajo —lo cual depende mucho del sector en que te muevas—.

Mucho más que lo personal

Pero los reclutadores no se van a dedicar a cotillear sobre tu vida personal; lo que más les interesa es la huella profesional que dejas en tus redes. Estudiarán los tipos de contenidos que compartes, si interactúas con otros profesionales, si muestras conocimiento de idiomas y la importancia que le das a tu carrera. Ojo con airear públicamente malas experiencias profesionales, no suele dar muy buena imagen. También te recomendamos que, en general, cuides tus modales al dirigirte a otras personas, ya que nadie quiere trabajar con una persona maleducada y faltona.

Cómo blindar mi vida personal

Esto no quiere decir, evidentemente, que no podamos hablar de lo que queramos en redes o tener nuestra parcelita personal; simplemente, debemos configurar las herramientas adecuadamente para mostrar solo lo que nosotros queramos.

Facebook suele ser la que más datos puede proporcionar sobre vosotros; una manera de saber lo que ven los demás, es entrar en Configuración / Privacidad / Biografía y etiquetado / Ver como. De esta manera, podrás comprobar qué ven los que nos son tus amigos cuando encuentran tu perfil.

Privacidad en FacebookSi, llegado a este punto, has decidido que quieres que tu perfil sea privado, te recomendamos que revises las herramientas de privacidad de Facebook. Además, para que todas tus publicaciones anteriores queden ocultas a quien no sea tu contacto, usa la opción Configuración / Privacidad / Limita el público de publicaciones antiguas.

Además, cuando publiques algo, fíjate en con quién lo compartes: público, amigos, familia, personalizado…

Con respecto a Twitter, revisa bien tu contenido antiguo, ya que puede encerrar sorpresas; solo recordad el jaleo que se armó alrededor de un tuit de hace cuatro años de un concejal de Madrid. También puedes convertir tu cuenta en privada para que solo tus contactos puedan leer lo que compartes.

Y si quieres una cuenta pública en la que hablar sobre cualquier tema, por polémico que sea, usa un seudónimo; Twitter no te exige —como Facebook o Linkedin— que utilices tu nombre real, así que escoge un alias y publica lo que quieras con total tranquilidad. ¡Ojo con esto! Crea también una nueva cuenta de correo electrónico para asociarla a este perfil, ya que si utilizas tu e-mail habitual, tus contactos podrán encontrarte e incluso ser notificados de que te has unido a Twitter.

 

En resumidas cuentas, utiliza las redes sociales con cabeza. Siempre suele decirse que la mejor manera de saber si debemos publicar algo es pensar antes si nos gustaría que nuestra madre o nuestra abuela lo leyeran. Si la respuesta es no, utiliza las opciones de privacidad que las redes ponen a tu alcance o, mejor aún, ¡no lo publiques!

1 comentario en “Qué pueden averiguar sobre ti en las redes sociales”

  1. Pingback: Erkoreka Consultores | A ellos, ¿qué les importa? - Erkoreka Consultores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba