fbpx

Dinámicas de empleo

Es muy probable que ya te haya tocado pasar por alguna de ellas. Si no es así, puede ser que en cualquier momento surja esa situación. En numerosos procesos de selección utilizan una herramienta llamada dinámica de empleo o dinámica grupal; se trata de una un reunión de una serie de candidat@s para el puesto (o para varios puestos) en la que  se  presenta una situación más o menos ficticia a trabajar. A través de una discusión verbal se debaten posibles soluciones o respuestas tanto individuales como grupales.  Los seleccionadores observarán la actitud y el comportamiento de l@s participantes y escucharán activamente sus respuestas; ello les dará información sobre el perfil de cada una de las personas y valorarán si encajan con el perfil demandado para el puesto.

¿Cómo desenvolverte en una dinámica de empleo?

  • Tienen una duración determinada (generalmente entre 30 y 45 minutos) por lo que ese es el tiempo que tienes para participar. En este sentido es importante que controles el tiempo. No obstante, recuerda que l@s seleccionador@s te estarán  observando desde que entras por la puerta.
  • El problema o reto a superar puede tener o no tener nada que ver con el puesto a cubrir. Esta técnica se utiliza para cubrir todo tipo de puestos de trabajo aunque especialmente  en aquellos cuya actividad diaria está estrechamente ligadas a las relaciones interpersonales.
  • El formato de la dinámica es variable; debate, tormenta de ideas, situación límite, etc.
  • En términos grupales se busca desarrollar la dinámica en un ambiento positivo y participativo en el que el respeto, la escucha activa y el buen trato entre compañeros sea protagonista. Eso dirá mucho de ti y de tu personalidad.
  • A nivel individual procura atender positivamente las sugerencias de tus compañer@s sin olvidar dar tu impresión sobre el tema (de forma asertiva y constructiva).
  • Muchas dinámicas de grupo no tienen solución; no se busca especialmente el qué se dice sino el cómo se dice y argumenta así como ver cómo se desenvuelve el candidat@ en un grupo.
  • Defiende tu postura; si encuentras motivos de peso para cambiarla, hazlo y argumenta porqué lo has hecho. Eso sí, no cambies varias veces de opinión; generará sensación de falta de seguridad y criterio propio.
  • Es recomendable no dejarse llevar por los ánimos del grupo (especialmente si están exaltados). Procura mantener la calma y contagiar tranquilidad y buen rollo.
  • Es interesante que preguntes a tus compañeros sobre sus ideas y expongas las tuyas de forma clara, concisa y amable.
  • Durante el desarrollo de la dinámica céntrate en los puntos que hemos ido mencionando, olvídate de los seleccionadores y da tu mejor versión sin olvidar para qué estás ahí y qué os han pedido que hagáis.

A través de esta herramienta se perciben muchos aspectos que en una entrevista personal o en un test se escapan. De ahí la importancia de que tengas muy claro cuál es el perfil demandado por la empresa (visita su Web, lee atentamente la oferta de trabajo, escucha a l@s seleccionador@s, etc.).  Además, es importante tener en cuenta que cada puesto es diferente y que para cada uno de ellos se buscan diferentes habilidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba