fbpx

Proceso de selección: dinámicas de grupo

Muchas empresas, dentro de sus procesos de selección, además de los conocidos test o cuestionarios de conocimientos, test psicotécnicos y demás, incorporan las denominadas dinámicas de grupo.

Las dinámicas de grupo son técnicas de discusión verbal entre un conjunto de candidatos. Se les presenta un tema o problema a resolver (generalmente relacionado con el puesto a cubrir) y los participantes, observados por los seleccionadores, han de debatir y tomar una decisión conjunta en un tiempo previamente establecido.

¿Para qué se hacen este tipo de dinámicas? A continuación expongo algunas de las razones:

  • En los últimos años se han incrementado el número de candidaturas cualificadas; el mayor acceso a la educación y formación específica ha provocado un aumento notable de personas con perfiles profesionales muy similares. Así, este tipo de dinámicas ayudan a agilizar la selección.
  • El hecho de contar con buena formación y/o amplia experiencia no es garantía suficiente de que esa candidatura sea la más adecuada para el puesto vacante. Para un buen desempeño profesional se necesitan conocimientos y habilidades (o, se pueden necesitar). Las que sí responsen a necesidades imperantes son las denominadas soft skills o habilidades blandas. Estas habilidades nos puedes dar pistas de cómo desempeña el candidato su trabajo (trabajo en equipo, capacidad de comunicación, gestión emocional, resistencia a la frustración, sociabilidad, etc.). Para poder intuir el grado de desarrollo de estas habilidades en las diferentes candidaturas, la realización de las dinámicas de grupo son una buena herramienta. En ellas se puede visualizar el grado de escucha con los compañeros, la autonomía, la iniciativa, capacidad para consensuar o persuadir, etc.

Aunque tradicionalmente se realizaban en procesos de selección de perfiles directivos, las dinámicas de grupo se han ido integrando en procesos variados siendo especialmente relevantes para la selección de puestos vinculados con la atención a personas; atención al cliente, comerciales, etc.

Puede haber diferentes versiones de las dinámicas de grupo (mesa redonda, foro, tormenta de ideas, etc.) pero, en cualquier caso, recuerda lo siguiente:

  • No hay solución preestablecida. El objeto de la dinámica es el de evaluar habilidades profesionales y la actitud adoptada a lo largo de la actividad.
  • El rol adquirido en la dinámica ha de tener muy en cuenta el puesto a cubrir. Si la vacante es de un puesto directivo requiere, entre otras, de habilidades en la toma de decisiones, persuasión, liderazgo, etc. Así, los seleccionadores valorarán especialmente estos aspectos. Si se busca cubrir un puesto de atención al cliente tomarán más relevancia las capacidades de comunicación interpersonal y gestión emocional (por ejemplo). De cualquier manera recuerda que siempre has de escuchar a los compañeros, empatizar, respetar turno de palabra y generar un ambiente armónico.
  • No trates de imitar ni copiar a nadie; sé tú mismo, defiende y argumenta tus opiniones y, si de verdad consideras que es más adecuada la opinión de otro candidato, no tengas reparo en cambiar de postura. Lo que has de hacer es argumentarlo e incorporar alguna información diferente que justifique ese replanteamiento. Dicho esto, has de saber que genera mucha desconfianza el hecho de que un candidato cambie de opinión tantas veces como candidatos haya.
  • Mantén la calma si surgen situaciones tensas; querrán ver cómo resuelves esa situación.

En definitiva, si has de superar una dinámica de grupo no pierdas de vista el objetivo; el puesto a cubrir. Empatiza con los seleccionadores, piensa qué quieren oír y ver y adapta tu perfil y actuación a esa demanda; siempre desde la honestidad. Otra fórmula no serviría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba