fbpx

Los 6 errores que te harán perder una oportunidad

No te van a sorprender, es más, seguro que en algún momento los has visto o los has hecho. Se trata de seis de los errores “de manual” que por más que trate sobre ellos se siguen cometiendo. Has de saber que tus posibilidades de éxito en la búsqueda de empleo se pueden reducir hasta más de la mitad si tropiezas en estas piedras:

  1. Llegar tarde a una entrevista. Es posible que el proceso vaya con retraso y apenas se note que has llegado tarde. Estarías de suerte. Es aún más probable que si te llaman y no estás tengas la condición de “fichad@” y no precisamente como talento potencial. Si la puntualidad no es lo tuyo puede ayudarte el truco que consiste en planificar la rutina como si la entrevista la tuvieses una hora antes.

También es recomendable localizar (varios días antes) el lugar de la entrevista para evitar demoras o equívocos.

  1. Vestimenta adecuada. En términos generales acertarás, tanto si eres chica como si eres chico, con un pantalón negro y una camisa blanca o similar. En función del puesto puede ser recomendable llevar traje. Evidentemente, es importante atender al estado de la ropa; apariencia, olor, etc. Por ejemplo, en muchas ocasiones no somos conscientes de que nuestra ropa puede oler a tabaco y ese pequeño despiste genere cierto malestar en la persona que entrevista.
  2. Documentación ordenada. En muchas ocasiones se requiere entregar alguna documentación acreditativa y en otras somos nosotros los que voluntariamente podemos entregar justificantes que validen nuestra candidatura. De una forma u otra es importante presentar de forma adecuada esa documentación atendiendo especialmente al orden y la apariencia del documento ( nada de manchas, dobleces, borrones, etc.)
  3. No es recomendable mentir en una entrevista de trabajo; si hay algún aspecto de tu trayectoria profesional menos atractivo puedes omitirlo o presentarlo como una situación de aprendizaje. Ya sabes que las mentiras tienen las patas muy cortas y que nadie quieres incorporar quien cree un mentiros@ a su organización.
  4. Conoce tu currículum. Quizás te parezca una broma pero no lo es. Hay personas que no saben explicar su trayectoria profesional; por despiste, mala memoria, incoherencias, etc. el candidat@ no logra reproducir gran parte de su currículum. Esta situación, además de perplejidad genera inseguridad y desconfianza en el entrevistad@r.
  5. Hablar mal de otras personas. Independientemente de quién sea la persona (jefe, compañero, competencia, cliente o proveedor), de las razones que tengas o de las sugerencias del interlocutor nunca entres a valorar negativamente a personas con las que hayas trabajado. No es el momento de desahogarse y tampoco sabes con quién estás hablando ni las relaciones que tiene. Además, una entrevista ha de ser un ejercicio positivo, enfocado en la oportunidad y en el aprendizaje cosechado. No sirve para nada positivo centrar tu momento en desprestigiar a los demás.

Estos son algunos de los puntos que conviene revisar y recordar antes de una entrevista para no desvalorizar nuestra candidatura. Hay más y próximamente trataremos sobre ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *