fbpx

Dos contra uno

Parecer un abuso ¿verdad? Lo tienes todo preparado e incluso ensayado. Estás orgullos@ de tu currículum porque, después de mucho trabajo y asesoramiento, el papel por fin refleja la imagen que quieres dar. Por eso estás ahí y por eso te has vestido de forma apropiada y llevas la mejor de las actitudes.

Te has preparado a conciencia la entrevista porque sabes que no quieres perder la oportunidad de expresarte de forma clara y concisa. Te ha sucedido demasiadas veces eso de salir de una entrevista y comenzar a fustigarte porque se te olvidó decir algo que podría ser determinante para tener más oportunidades.

Esta vez, nada de eso va a pasar; llevas controlado aquello que está en tu mano controlar.  Una voz dice tu nombre y decidid@ accedes a la sala en donde se realiza la entrevista y tachán! Ahí viene la sorpresa. No, no ves doble; simplemente son dos personas las que te van a entrevistar (o, eso parece).

Tu mente se empieza a nublar (no contabas con eso) y ahora te tienes que reprogramar porque claro, dos son dos. Cuatro oídos, dos bocas, cuatro ojos con sus cuatro miradas…Qué estrés. ¿A quién miro?, ¿Cómo les saludo?, ¿Qué rol van a tomar?, ¿Quién mandará más?…Demasiadas preguntas en poco tiempo.

Pero la entrevista sí o sí se va a celebrar y te tienes que adaptar. ¿Cómo? Aquí te damos algunas claves.

  1. Independientemente del número de personas que te hagan la entrevista no olvides que tú eres capaz de solventar la dudas de cualquier seleccionador@ porque conoces tus talentos y tu valor añadido. Tómatelo como un reto.
  2. El hecho de que sean dos te puede ayudar porque hay más posibilidades de que alguno de ellos te genere más confianza y te facilite el desarrollo de la entrevista.
  3. Aunque hay más de una persona preguntando, es uno el puesto a cubrir por lo que es importante que tengas claro qué se requiere y cómo puedes encajar con el perfil. No te distraigas con pensamientos sobre cuántos o cómo son; céntrate en las preguntas y en tus respuestas.
  4. Cabe la posibilidad de que uno haga de “poli bueno” y otro de “poli malo”; comprende que es un rol que se puede adoptar para ver cómo te desenvuelves ante varios perfiles. Mantén contacto visual con los dos (aunque en algún caso tengas cierta tendencia a mirar a uno de ellos).
  5. No te lo tomes como algo personal; ell@s quieren hacer bien su trabajo. No en vano, su trabajo puede “depender” de las selecciones que hagan. Tú buscas trabajo y ell@s quieren mantenerlo.
  6. Recuerda sonreír, ser honesto, coherente y constructivo en tus respuestas. No entres en contradicciones y, sobre todo, escucha atentamente a quienes te están entrevistando. Escuchar te ayudará a conocer el “idioma” que emplea cada uno de ellos y te permite adaptarte sin perder la naturalidad.
  7. Saluda y agradece a ambos la oportunidad concedida.

Estas son algunas ideas básicas en relación a cómo desenvolverte en una entrevista de estas características. Tú, como no tienes nada que ocultar y estás enfocad@ en demostrar tu potencial no has de tener inconveniente en que te escuchen más personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba