fbpx

“Fake news” y empleo

Seguramente, has oídos hablar de ellas. Se las denomina “fake news” o noticias falsas y lejos de lo que puedas pensar podemos estar en riesgo de “epidemia” ya que hay previsiones, como las de la consultora Gartner, que vaticinan que en 2022 el público de occidente consumirá más noticias falsas que verdaderas. Ahí es nada.

Es posible que esta información no te sorprenda demasiado, después de todo la condición humana siempre se ha mostrado proclive a este tipo de noticias. Lo que ocurre es que, en estos momentos, internet es un factor relevante en el contagio masivo e inmediato. Si, además de eso, si tenemos en cuenta que hay expertos que cuantifican en un 70% más las posibilidades de réplica de una noticia falsa frente a una veraz el tema parece coger especial relevancia. Curiosamente, se habla de que para que una noticia veraz sea replicada o compartida ha de ser seis veces más larga que la falsa (para poder llegar a 1500 personas).

Como si de fake news se tratasen, tanto en la calle como en internet pululan una serie de comentarios, pseudonoticias o interpretaciones que han ido cogiendo el rango de verdad absoluta y que no corresponden fielmente a la realidad.

Algunas de ellas son:

  • “Los robots nos están quitando el trabajo”. Veamos, es una realidad que los robots ya forman parte de la vida profesional y cada vez están cogiendo más protagonismo. En su momento, la aspiradora puedo suponer una amenaza pero creo que ha quedado claro que es un instrumento que facilita el trabajo. En la actualidad, los robots son capaces de hacer muchas más cosas; eso es indudable. Eso no implica que aún siga siendo una herramienta de trabajo cuyo mayor eficacia y eficiencia se alcanza de la mano humana; es la persona quien sigue teniendo un papel relevante. Lo que ha cambiado la relación entre robot y persona exigiendo mayor formación o cualificación a ésta última. Un ejemplo de ello es la noticia que recoge The Wall Street Journal sobre la cadena japonesa Henn-na. Hace cuatro años optaron porque fuesen los robots quienes gestionaran íntegramente su hotel de cinco estrellas. Actualmente, han decidido rectificar; han prescindido de más de la mitad de los robots y han contratado a humanos. ¿Por qué? Porque en la mayoría de casos el resultado ha distado mucho, pero mucho, de la eficacia y productividad que perseguían. Los robots se equivocaban repetidamente, el asistente de voz molestaba a los clientes, errores en la comprensión de peticiones, la propia obsolescencia de los robots, etc.
  • “Las humanidades ya no sirven”. Las profesiones y carreras vinculadas a las humanidades siguen teniendo su “nicho de mercado” lo que ocurre es que, en algunos casos, no corresponden a las profesiones tradicionales. En estos momentos, se precisan filósofos, guionistas, lingüistas, etc. para desarrollar la tecnología y humanizar los avances en inteligencia artificial, por ejemplo.
  • “Soy demasiado mayor para encontrar trabajo”. El tema de la edad es recurrente, especialmente en el boca a boca de la calle. Realmente, no se trata tanto de la edad como del perfil profesional y de la actitud frente al cambio y al posible reciclaje ( si fuese necesario). Hemos de recordar que en estos momentos la incorporación al mercado de trabajo es más tardía que hace 15 años por lo que la obsolescencia no la marca la edad en sí misma sino el perfil y el grado de adaptación a las nuevas demandas. No en vano, la experiencia sigue siendo un valor positivo.
  • “La inteligencia artificial es una amenaza”. Esta percepción es la que nos limita profesionalmente ya que ni es ni deja de ser una amenaza; se trata de un nuevo paradigma social y laboral al que hay que buscar las posibilidades y adaptarnos a ellas. Años atrás, otros lo tuvieron que hacer.

Más allá de todo lo que oigamos, es importante saber FILTRAR toda la información, marcarnos un objetivo real y posible y ponernos a ello. Crear noticias y tendencias es una profesión en sí y no siempre dan tan en el clavo como para determinar tu futuro profesional. Tú sí tienes más información y tú tienes la capacidad para lograrlo.

Esto, no es una fake new.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *