fbpx

Los algoritmos en la búsqueda de empleo

Errores Linkedin

Tanto en nuestra vida personal como en la profesional están presentes. Nadie los ha invitado, ni buscado y es posible que nadie los haya deseado pero ellas están aquí y han venido para quedarse. Muchas personas no son conscientes del grado de presencia que tienen y de cómo más o menos sutilmente influyen en nuestra vida y en nuestras posibilidades para conseguir los objetivos marcados.

Google fue quien nos los presentó y, una vez que le dimos la primera mano, generamos alianzas digitales tan duraderas como nuestras relaciones con la red. Se llaman algoritmos y según nos cuenta Dominique Cardon son «una serie de  instrucciones que permiten obtener un resultado». Ellos nos permiten localizar respuestas en internet.

Y ¿Qué tienen que ver los algoritmos, por ejemplo, con la búsqueda de empleo? Pues, mucho. Si quieres buscar alguna oferta de empleo con unos requisitos determinados es el algoritmo el que te va a ayudar; lo mismo ocurre si lo que quieres es demostrar habilidades profesionales o localizar empresas de tu interés.

Lo que hacen los algoritmos es buscar y filtrar en la inmensidad de internet para seleccionar los contenidos que nos puedan ayudar a resolver nuestras dudas o problemas. Cada vez que haces una búsqueda de una determinada temática, por ejemplo, empresas del sector del metal, el sistema va “tomando nota” y en las sucesiones búsqueda tiene en cuenta no sólo la búsqueda presente sino todas las anteriores (más o menos relacionadas).

Esto, en ocasiones puede ser más o menos efectivo para la búsqueda.

De cualquier manera, y en lo que a la búsqueda de empleo se refiere, los algoritmos te pueden ayudar en tu propósito, ¿Cómo? Utilizando, en tu currículum, en los contenidos profesionales compartidos e incluso en tus comentarios “términos” que creas que están estrechamente ligados con los intereses de las empresas que te interesan (la denominación concreta de un puesto, el nombre de un sistema informático relevante o novedoso, etc.). Linkedin, por ejemplo, hace uso de un algoritmo que facilita a la empresa que recluta el análisis de la candidatura para, en poco tiempo, saber si es o no de su interés.

Y las cosas van a más, es decir, está en expansión. Por ello, es interesante que estés al tanto de esta tendencia y seas consciente de que las palabras que utilizas para presentar tu perfil profesional, los términos que empleas en tu currículum o las expresiones que usas para compartir contenidos en las redes son tenidas en cuenta por las empresas reclutadoras.

En este sentido es interesante que revises o te revisen tu currículum para saber si, aun estando muy bien hecho, puede renovarse para que sea más efectivo y ágil  en la red teniendo en cuenta, por ejemplo, los términos que pueden utilizar los algoritmos para buscar puestos de tu perfil.

Parece algo irreal, pero no lo es. El sistema se arma de recursos para dar respuestas inmediatas y efectivas a sus clientes en sus búsquedas y es importante que seas consciente de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *