fbpx

No perdamos nuestros Valores. Parte I

Lo que aprendes en tu infancia, lo que vives en tu infancia, en tu adolescencia. Eso que cuando eres ya mayor recuerdas con nostalgia, pero recuerdas. Cosas como:

  • ¿Te has limpiado los dientes antes de ir a la cama?
  • Lávate las manos antes de comer
  • ¡Una buena ducha y como nuevo!
  • Tu primera colonia
  • El olor a rompa limpia
  • ¿Has cambiado las sábanas?
  • Pon el lavavajillas,
  • Recoge el lavavajillas
  • Si no está en tu armario es que está para lavar
  • No pises el suelo que está recién fregado

Todas estas vivencias y muchas más, se nos quedan grabadas para el resto de nuestra vida.

Es difícil no recordar como olía o huele nuestra madre. Como huelen los bebés recién nacidos.

No perdamos nuestros valores.

Esta nueva moda americana y de algunos y algunas que no son americanos ni famosos de no lavarse, es una auténtica estupidez.

Hay que lavarse, hay que asearse, hay que estar limpio, hay que estar limpia. Hay que ser limpio, hay que ser limpia.

Y ¿Por qué?

Porque son nuestros valores. Valores que tenemos en nuestra vida personal y en la profesional. Valores que significan respeto, educación, empatía, confianza, compañerismo,..

Porque todas esas competencias nos ayudarán a vivir mejor con nosotros mismos y con nuestro entorno.

Porque todas esas competencias son necesarias para desempañar un trabajo en cualquier empresa.

Porque ¿Quién quiere trabajar con alguien que huela mal?

Segunda parte del post: Agua y jabón. Parte II

Imagen: freepik

Ir arriba