fbpx

Cómo redactar tu CV para que no te contraten

Currículum vitae

Cuando estamos buscando trabajo, en muchas ocasiones cometemos una serie de errores de los que no somos conscientes, pero que pueden impedir que consigamos el puesto de nuestros sueños.

Veamos cuáles son los errores más frecuentes que cometen los aspirantes a encontrar un empleo o cambiar de trabajo:

  1. Enviar el mismo currículum a todas las empresas: si, como es habitual, envías tu CV a diferentes empresas y a distintos tipos de puesto, ¿por qué les envías a todos el mismo currículum? Tu CV debe estar adaptado al tipo de puesto y al sector al que se dedica la empresa; en él, debes destacar la información que cada reclutador va a buscar, por lo que debemos personalizarlo lo máximo posible.
  2. No revisar las faltas de ortografía: parece una obviedad, pero es increíble la cantidad de currículos mal escritos que recibimos. En la mayoría de los casos, hará que te descarten de inmediato.
  3. No cuidar el formato: un reclutador ve cientos de CV al día. Haz que el tuyo destaque visualmente para que le llame la atención; pero no te pases, no lo llenes de ‘colorines’. En internet encontrarás cientos de plantillas muy interesantes.
  4. No definir tu perfil profesional: un reclutador agradecerá que, en el inicio del currículum, indiques con un pequeño texto cuál es tu perfil profesional. Le ayudará a formarse una idea de tus competencias clave, qué puedes aportar como trabajador o hacia dónde quieres dirigir tu carrera profesional.
  5. Llenar el currículum con muchos datos, para ‘impresionarles’: un currículum muy largo no es el más efectivo. En el CV debes destacar los datos relevantes para el puesto o la empresa a la que lo diriges y eliminar –o dejar para el final– los que no tienen mucha relación con el puesto.
  6. No cuidar la foto: no envíes la foto que te sacaste en una boda, porque es el único día que te has puesto traje. Las flores del fondo o una mano con una copa de champán te delatan y te restan credibilidad y seriedad. Vete a un fotógrafo o pide a un amigo que te saque una foto con fondo neutro; ese día viste acorde al puesto de trabajo que buscas –el traje solo es obligatorio si te lo van a exigir en ese trabajo–.

Como último consejo, cuando hayas terminado tu currículum, haz que lo lean varias personas y pregúntales a qué te dedicas (o te quieres dedicar). Si contestan lo mismo que tú quieres transmitir, has hecho un buen trabajo. Si no, vuelta a empezar hasta que consigas que tu currículum refleje el profesional que eres. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba