fbpx

Ser productivo

En algunos casos ha podido llegar a convertirse en una obsesión; ser cada vez más productiv@. Te dediques a lo que te dediques, estés en el momento profesional que estés (emprendimiento, en búsqueda, con deseos de cambio, en promoción, con necesidad de conciliación, etc.) el caso es que nos levantamos cada mañana con la impetuosa necesidad de generar cada vez más valor (o, por lo menos, hacer más y más).  Sacarle el máximo partido al tiempo se ha convertido en un reto para aquellas personas que sienten que no les dan las horas del día para llegar a dónde quieren llegar.

Si husmeamos en las diferentes biografías, blogs o podcast de las personas consideradas como “exitosas” y productivas podemos ver que cada una de ellas tiene sus propias rutinas adquiridas. Así,  levantarse al amanecer, hacer yoga, meditar, utilizar diferentes metodologías para la gestión del tiempo, acostarse tarde, delegar etc. son algunas de las pautas que siguen para conseguir generar valor. Lo cierto es que hay tantas estrategias como personas.

Lo curioso es que, en todos los casos de éxito, se identifica un elemento común; hay un propósito detrás. Se trata de un objetivo que va más allá de lo aparente, un para qué que justifique y motive aún más todo el esfuerzo.

En el proceso de búsqueda o cambio de empleo es obvio que hay un objetivo más visible que es el de  conseguir o cambiar de trabajo pero ¿para qué? El hecho de identificar el para qué de nuestro objetivo profesional nos ayuda a motivarnos y superarnos, a ser más resilientes y a confiar más en nuestras posibilidades. De hecho, el saber cuál es nuestro propósito nos ayuda a identificar a aquellas personas más afines que nos puedan ayudar a conseguir nuestros objetivos.

Después de todo, el trabajo no es sólo un mero medio para la obtención de rendimientos económicos. En el trabajo estamos suficiente tiempo como para saber que además del sueldo hay varios factores a tener en cuenta.

Hay tantos propósitos como personas. Si sabes cuál es tu propósito tendrás más creatividad y encontrarás soluciones a problemas aparentemente complejos, encontrarás nuevas fórmulas que te acerquen al éxito profesional porque sabrás si estás o no más cerca de él y sobre todo, podrás generar valor al mercado y a la sociedad.

Hay personas que tienen como propósito ayudar a los demás a través de su trabajo, para otros el propósito está en la propia generación de valor, otras personas quieren crear soluciones, acompañar a otras personas o vigilar que todo vaya correctamente.

Estos son  algunos propósitos que trascienden el sueldo y demás condiciones de trabajo y que marcan la diferencia.

Y tú, ¿Ya sabes cuál es tu propósito? No dejes pasar la oportunidad de reflexionar e identificar tu para qué. Este te servirá de guía en todo el proceso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba