fbpx

Tu historia no es tu destino

En el ámbito profesional, ¿Qué has hecho estos los últimos años?, ¿Qué ha sucedido?

Imagino que en los últimos tiempos has hecho muchas cosas y han sucedido otras tantas. Algunas de ellas probablemente hayan resultado agradables y otras no tanto. Sin ánimo de generalizar, lo cierto es que a muchos nos ha pasado, pasa y pasará.

Siendo conscientes de todo y aprovechando al máximo lo sucedido te invito a que dejemos de mirar al pasado. Por muchos motivos; fundamentalmente porque nuestra historia no determina nuestro destino. Esto es lo que dijo el psicólogo Cyrulnik en 1937 y si lo piensas, razón no le falta.

Sí, lo sé. El pasado influye en el presente y en el futuro pero no es determinante. De ahí la importancia de las capacidades de la persona para cambiar el rumbo de su vida.

Puede que en algún momento hayas perdido el empleo y puede que te esté costando encontrarlo. Ambas situaciones son retos que surgen. La clave está en cómo se abordan. Quiero decir, ante cualquier reto en general y los dos mencionados en particular existen varias formas de reaccionar. Por ejemplo, puedes abordarlos desde el “secuestro emocional” en el que el abatimiento y sentirse desgraciado te llevan directamente a engordar el “problema” generando más sufrimiento. También puedes abordarlo de la perspectiva de la aceptación del desafío. Este camino te llevará más probablemente a la solución porque te enfoca hacia adelante con tu vida.

Lo sé, es fácil decirlo y más complejo hacerlo. No estoy diciendo que no te permitas momentos de bajón y enfado. Claro que sí; es muy sano. Pero justo esto, han de ser únicamente momentos. Una vez pasados volvemos arriba y seguimos avanzando. Como si fueses en un recorrido de metro. Parada a parada.

¿Sabes una cosa? Los expertos dicen que las personas más capaces de superar los retos son aquellas que nunca pierden la capacidad de ver las cosas buenas que pueden suceder en el futuro. Esta es una capacidad de las personas resilientes (quienes son capaces de soportar y superar desgracias y obstáculos que les suceden en la vida antes y de buena manera).

Y, una persona resiliente también es aquella que logra superar los obstáculos a través del desarrollo de las relaciones.

Entonces; si quieres cambiar o estás buscando empleo NO TE QUEDES EN CASA.

No caigas en el error de pensar que porque dejas decenas y decenas de currículums por internet estarás mejor y todo saldrá bien.

Teje una red de relaciones vinculadas al reto que quieres conseguir. Relaciónate con personas que están en tu misma situación (eso sí, no para regocijaros en la pena sino en el aprendizaje y ayuda mutua) y sobre todo, date a conocer entre profesionales que puedan echarte una mano. Y, finalmente, asesórate. Suma la ayuda de profesionales que ya ha pasado por ese proceso, sepan cómo ayudarte y dispongan de recursos muy potentes para impulsarte y conseguir antes tu objetivo. Al tejer esta red estarás mucho más segurx, motivadx y animadx. Los resultados llegarán. Y es que todo esto no es ni más ni menos que la #RutaHaciaElEmpleo.

Imagen: Pixabay

Ir arriba