fbpx

Un salario emocional

En los últimos tiempos se habla desde una nueva perspectiva del salario. Tradicionalmente entendemos por salario a toda aquella cantidad económica (sueldo) o un conjunto de beneficios materiales percibidos por un trabajador/a como puede ser un vehículo, alojamiento, cesta de Navidad, etc. (salario en especie) como contraprestación a su trabajo.

La cuestión es que, además del salario “tradicional”,  se habla del salario emocional como un elemento clave que pueda atraer y fidelizar a los mejores profesionales. Una vez conseguidas unas determinadas condiciones económicas todo profesional busca una serie de mejoras relativas a su relación “personal” con la empresa; flexibilidad horaria, espacios de ocio, guardería, reconocimiento, libertad de maniobra, confianza, posibilidad de promoción, actividades promovidas por la empresa para el desarrollo individual y colectivo de la organización, etc. Todas las mencionadas y muchas más hacen que un profesional se fidelice con la empresa y contribuya a una mayor implicación y cohesión entre ambas partes.

Cuando la empresa sabe valorar a los profesionales  se preocupa de ese salario emocional porque es muy consciente de que este aspecto es el que puede ser determinante en su reputación y balance final.

Fíjate, una  encuesta  realizado por Adecco sobre Felicidad en el trabajo (realizada a más de 3.500 trabajador@s) revela que es la conciliación laboral uno de los aspectos más valorados por l@s trabajador@s.  Independientemente de tener o no hijos, el tiempo libre es un valor en alza para los profesionales. Poder elegir (siempre que se pueda) el horario laboral motiva a las personas y favorece un mayor rendimiento.

Imagina que hay varias empresas interesadas en ti y  todas ellas te ofrecen las mismas condiciones económicas ¿Qué aspectos serían los que te harían decantarte por una empresa o por otra?, ¿Cuál es para ti el mejor salario emocional? Si tenemos en cuenta que la motivación es un factor esencial para el rendimiento que mejor que darle un toque emocional a la relación contractual. Grandes  y conocidas empresa como Nestlé, LIDL, Sanitas o el Grupo Indetex llevan tiempo incorporando mejoras al concepto básico de salario.

Con todo ello, poco a poco se van incorporando nuevas fórmulas de retribución emocional. Si pudieras elegir, ¿Qué mejora innovadora crees que deberían incorporar las empresas si buscan motivar y mejorar el rendimiento de sus trabajador@s?

Cuando las una oferta de empleo o hagas una entrevista de trabajo pon atención no sólo al salario que podrías percibir sino también a todos aquellas mejoras o ventajas que te ofrezcan porque en muchos casos pueden ser más interesantes de lo que crees. Depende de tus circunstancias personales tener flexibilidad horaria o darte la oportunidad de formarte puede tener un valor cuantitativo  y cualitativo significativo.

Desde la perspectiva de la búsqueda de empleo has de tener muy en cuenta que es muy favorable para una candidatura saber y argumentar qué valor emocional eres capaz de aportar tú a quienes te entrevistan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba